23 de junio de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra NewsletterFibega.org

16 de marzo de 2017
Valoración  (0)
Receta Capirotada
La capirotada es un postre tradicional para celebrar la Semana Santa en México. En su preparación normalmente se utilizan bolillos (pan frito), canela, nueces, pasas, piñones o fruta cristalizada.

Os explicamos cómo preparar una deliciosa capirotada.

Ingredientes:
  • 6 bolillos grandes y rebanados
  • 2 litros de agua
  • ½ kilo de piloncillo
  • 1 taza de azúcar
  • 2 ramas de canela
  • 4 clavos de olor
  • ½ taza de cacahuete
  • ½ taza de pasas
  • 150 gramos de queso adobera
  • ½ taza de nuez picada
  • Aceite para freir 

Elaboración:

1.Freímos en una sartén con aceite los bolillos hasta que se doren.
2.Hervimos el agua junto con el piloncillo, el azúcar, la canela y los clavos de olor hasta tener la mezcla a nuestro gusto. Posteriormente colamos y reservamos la mezcla.
3.Cortamos el queso en tacos y reservamos.
4.En un recipiente ponemos los bolillos y los cubrimos con los cacahuetes, las pasas, las nueces y los tacos de queso.
5.Vertemos en el recipiente la mezcla que reservamos en el paso número 2.
6.Ponemos el recipiente en el fuego durante 15 minutos a 180 grados.


Transcurrido el tiempo, será el momento de disfrutar de nuestra capirotada.
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

RECETAS
21 de junio de 2017
(0)
En este vídeo del Canal "Muy De Miguel" podéis seguir los pasos para preparar en casa vuestras propias esferificaciones, técnica diseñada por el prestigioso chef Ferran Adriá en los años 90. La esferificación consiste en una técnica de la denominada como "cocina molecular" que tiene el objetivo de concederle al alimento una textura de gel cubierto con una membrana fina que lo envuelve. Al romperse la gelatina en el paladar del comensal se produce una excelente explosión de sabores.