23 de junio de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra NewsletterFibega.org

27 de diciembre de 2016
Valoración  53 (3)
Sopa de verduras con sabor a mar
Deliciosa y saludable receta, perfecta como entrante para cualquier comida.

Ingredientes
  • 200 gr. De Zanahorias congeladas
  • 200 gr. De coliflor congeladas
  • 200 gr. De calabaza congeladas
  • 1 l. Caldo de marisco
  • 200 gr. Cebolla
  • Ajo
  • 250 gr. De almejas
  • Limón
  • Sal
  • Aceite de Oliva Extra Virgen
Elaboración

Cocer las verduras en una olla con agua durante 3 minutos como máximo, hasta conseguir una textura crujiente, semi-cruda. Colar y reservar.
Sofreír la cebolla y el ajo en otra sartén con un chorrito de aceite de oliva; cuando esté la cebolla transparente y el ajo dorado, añadir las verduras. A los dos minutos, añadir el caldo de marisco, tapar y dejar unos 5 minutos.

Triturar las verduras con el caldo, la idea es conseguir una textura fina, sin grumos; podemos ayudarnos de un colador o un pasapurés para conseguirlo.
 Recomendamos dejar un poco de caldo para hacer después nuestras almejas.

En otra olla, con un poco de caldo de marisco, poner el limón y las almejas. Tapar y en un par de minutos, cuando estén abiertas sacar.
Emplatar: la crema de verduras con unas cuantas almejas encima, terminar con un chorrito de aceite de oliva. Se puede acompañar de unos picatostes o incluso, si gusta, huevo duro rallado. 
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

RECETAS
21 de junio de 2017
(0)
En este vídeo del Canal "Muy De Miguel" podéis seguir los pasos para preparar en casa vuestras propias esferificaciones, técnica diseñada por el prestigioso chef Ferran Adriá en los años 90. La esferificación consiste en una técnica de la denominada como "cocina molecular" que tiene el objetivo de concederle al alimento una textura de gel cubierto con una membrana fina que lo envuelve. Al romperse la gelatina en el paladar del comensal se produce una excelente explosión de sabores.