29 de junio de 2022
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
  • Gastronomia.com Portugal
  • Gastronomia.com USA
Síguenos en  
Aguacate

Aguacate Si algún producto es identificado con México, ese es el aguacate. Conocido internacionalmente por la famosa salsa guacamole. 
Lo cierto es que aquí se consume en numerosas formas y es un fruto que ofrece muchas posibilidades y con un sabor rico y saciante. Es un alimento rico en potasio, y que contiene ácido oleico. 

El aguacate es un fruto que cae de un árbol con su mismo nombre, tiene una hoja perenne y, para el que entienda de árboles, es de la familia de las lauráceas. Su forma es parecida a la de la pera, de hecho los españoles, cuando llegaron a México, nombraron al aguacate como "pera de las Indias". En su interior encontramos una gran semilla, dura y redonda. Una curiosidad acerca del aguacate es que una vez retirada la cáscara, el hueso debe permanecer en contacto en contra de su rápida oxidación. 

También podemos encontrar aguacates en nuestros países vecinos: Colombia o Venezuela, pero es un descubrimiento principamente azteca. Hablando de antepasados, estos los llamaban ahuacatl, que significaba testículo, ¿Por qué? El aguacate estaba considerado un fruto afrodisíaco. 

Existen muchas variedades de aguacate pero las más comercializadas se llaman:
  • Hass: pequeña, con piel oscura y pulpa amarilla. También se produce en Andalucía (España). 
  • Bacon: La más temprana, verde brillante y que actualmente también se cultuva en España
  • Cocktail o dátil: Alargado y sin hueso central, de sabor fino y delicado; se cultiva en Israel, España y se comercializa sobre todo en Francia
  • Fuerte: Es como una pera sin brillo, áspera y un gran sabor y peso; cultivado en Israel, Kenia, Sudáfrica y España
  • Pinkerton: Alargado y con forma de pera, de piel rugosa y sabor agradable, cultivado en Israel. 

México produce el 34% del volumen total del mercado internacional de aguacate, siendo Michoacán la región que más aporta. Se consume como guarnición o decorando todo tipo de elaboraciones como cócteles, ceviches, arroces, sopas, caldos... etc. Se consume habitualmente como uno de los ingredientes de antojitos, ensaladas, sopas frías o aderezos; incluso se ha integrado alguna vez en helados o postres. Otra de las bondades del aguacate es su hoja, un aromático imprescindible en la cocina mexicana, especialmente en adobos, tamales o cocción de frijoles.