20 de mayo de 2019
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
  • Gastronomia.com Portugal
  • Gastronomia.com USA
Síguenos en  

6 de abril de 2017
Valoración  51 (1)
El leño relleno: un pan con plena influencia francesa
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin
El leño relleno es un pan típicamente consumido por los pobladores de Guanajuato capital, sus orígenes se remontan a la influencia francesa que permeó al Estado de Guanajuato durante finales de siglo XIX y XX, en el cual el gobierno porfiriano promovió la llegada de empresas francesas con la intención de crear un pueblo industrializado con este capital, llegó también una serie de influencias gastronómicas, entre ellas el Brioche que es un pan relleno de diversos guisos, pero que prontamente se adaptó al paladar de los guanajuatenses convirtiéndose en el leño relleno.

Tiene la forma de un pedazo de madera, de ahí el nombre de leño y relleno por el contenido que tiene.




Ingredientes:
  • 250 g. de leche
  • 500 g. de harina
  • 10 g. de levadura
  • 1 cucharadita pequeña de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 g. de mantequilla
  • Más el relleno que se desee
 
Se elaboran de los siguientes contenidos:
  • De piña y jamón, denominado leño hawaiano
  • Chorizo con queso
  • Salchicha, jamón y queso el leño de carnes frías
Como aderezo se acompaña con salsa chimichurri.

En conclusión a pesar de ser un pan francés, hoy en día puede ser considerado un platillo adaptado al gusto del mexicano, por lo que sólo queda invitarlos a venir a Guanajuato y probar este rico platillo.


Manuel Serrato Mandujano, alumno de la Licenciatura de Turismo y Gastronomía en la Universidad de Celaya

 

Valora esta noticia 

 

Top videos

MANUALES
1 de febrero de 2018
(20)
En la edición 2018 de la Feria Internacional de Turismo, FITUR, en Madrid; se celebró una degustación de coctelería iberoamericana con cócteles elaborador por Diego Cabrera. La diversidad y riqueza en bebidas propias de las diferentes regiones de iberoamérica deleitó a los asistentes. Esta actividad fue patrocinada por la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) y el Ayuntamiento de Madrid.