22 de junio de 2018
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
  • Gastronomia.com Portugal
  • Gastronomia.com Miami
Síguenos en  

17 de junio de 2015
Valoración  53 (3)
El primer recetario en español en Estados Unidos
El cocinero español (1898) es el primer libro de cocina es español que se publica en Estados Unidos. Su autora es Encarnación Pinedo, una mujer de biografía fascinante, que nació mexicana pero que, a lo largo de su vida, vio como su lugar de origen, California, pasó a ser de Estados Unidos.

Preocupada por la posibilidad de que su cultura e identidad hispana quedaran olivdadas en un entorno de influencia anglosajona, Encarnación Pinedo escribió un libro en el que recopiló unas 800 recetas. Muchas de ellas son variaciones de platos tradicionales como chilaquiles o chiles rellenos, que acompaña de hasta quince recetas diferentes de salsa.  El libro es, en todo caso, un "inestimable lección" sobre la influencia española en la culinaria mexicana.

El recetario, explica el periodista Dan Strehl que ha rescatado la publicación con su edición en 1992, bajo el título The Spanish Cooking, "es un acto deliberado de la transmisión cultural” de un grupo que en ese momento no tenía voz.

Encarnación Pinedo pertenecía a una familia de clase alta y tuvo algunos estudios, lo que explica su inclinación literaria y el tono erudito del libro, como recoge María Paz Moreno en el libro "De la página al plato" (TREA), que relata el contexto y circunstanciasque rodean a los autores de algunos de los recetarios históricos más singulares.

Pueden escuchar a María Paz Moreno en el programa Sopa de letras de Gastroradio.
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 

Top videos

MANUALES
1 de febrero de 2018
(16)
En la edición 2018 de la Feria Internacional de Turismo, FITUR, en Madrid; se celebró una degustación de coctelería iberoamericana con cócteles elaborador por Diego Cabrera. La diversidad y riqueza en bebidas propias de las diferentes regiones de iberoamérica deleitó a los asistentes. Esta actividad fue patrocinada por la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) y el Ayuntamiento de Madrid.