21 de noviembre de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

20 de marzo de 2017
Valoración  31 (1)
Panes regionales de México
El pan es un acompañamiento ideal para algunos platillos y recetas mexicanas. Se degustan diferentes variedades en función de las zonas y los ingredientes. Por dicha variedad hoy vamos a hablar de los panes regionales de México, cuáles son sus características y con cuales platillos suelen combinarse:


Marquesote:

Es un pan tradicional en Chiapas, Oaxaca o Veracruz. Su principal característica es que es un pan seco puesto que no se elabora con agua y se consume principalmente con chocolate. Sus ingredientes principales son el huevo, el azúcar, la mantequilla, el almidón de trigo y el polvo para hornear.

Empanochada, Hojaldra y Pan de Huevo

Son panes tradicionales de la región de Guerrero, característico por su gran variedad de platillos, bebidas y postres. En lo que respecta a sus panes destacan tres:

-Empanochada: bollo preparado con piloncillo, harina y manteca.
-Hojaldra: pan pequeño elaborado con harina y manteca. Suele consumirse con café negro y leche.
-Pan de Huevo: es un pan que puede encontrarse en diferentes tamaños, pero lo común en ellos es que están hechos con harina, huevos y manteca.

Birote:

Consumido principalmente en el estado de Jalisco, el birote es un pan salado de origen francés que en su llegada a México, en concreto, a Guadalajara, la receta se adaptó a la cocina de la región especializándose en la elaboración de este pan. Se elabora con harina, levadura en polvo, sal y agua.

Su forma es ovalada, similar al bolillo y a la baguette. Podemos encontrarlos en platillos como tortas ahogadas, capirotada o lonche.

Pan de pueblo o pan de Acámbaro:

Del estado de Guanajuato se consume preferentemente en los días de fiesta. Es un pan con forma redondeada y sabor dulce. Se elabora con harina de trigo, levadura, leche y vainilla.

Además, hay diferentes variedades de pan de Acámbaro: las acambaritas, el especial, el tallo, el ranchero de leche o el de huevo.

Cemita:

El pan de Cemita del estado de Puebla es similar a la tora inglesa o al pambazo francés. Es un pan crujiente y redondo, decorado con ajonjolí en su tapa. Se elabora con pan salado y manteca. Se consume con ingredientes en su interior y es típico en platillos con carne de pollo, chile relleno, carne enchilada o en milanesa de res.

Pan Francés:

De Coahuila es uno de los panes más conocidos del norte de México. Es un pan muy versátil que combina con platos salados o dulces. Se utiliza principalmente para el “lonche lagunero”, típico de la región, que incluye lechuga, tomate, cebolla y guacamole, aunque puede adaptarse a cualquier ingrediente.

Pan de Yema:

Típico de Oaxaca tiene forma de concha mediana, y con una textura similar al brioche con una miga esponjosa y dulce. Su tapa puede decorarse con semillas y es frecuente tomarlo con mermelada, chocolate o café. Se prepara con harina, huevos, canela y azúcar.
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

EVENTOS
10 de octubre de 2017
(10)
Del 15 al 17 de septiembre se celebró en La Rural, Buenos Aires, FIBEGA, la Feria Iberoamericana de Gastronomía, que reunió a los destinos gastronómicos mundiales más relevantes, el II Congreso Iberoamericano de Gastronomía y el Encuentro Iberoamericano de Chefs. Países como Perú, México, Argentina, Uruguay, Brasil, Guatemala o País Vasco mostraron su riqueza y diversidad gastronómica; y representantes de diferentes sectores relacionados con la cocina como los chefs Germán Martitegui, Andoni Luis Aduriz o José del Castillo, ofrecieron showcookings y presentaciones. Un túnel del vino, en el que se ofrecieron catas y degustaciones de los vinos y bebidas más representativas y sorprendentes, y diferentes espacios de degustación y mercado. 3 jornadas de celebración de la cultura gastronómica de Iberoamérica que reunieron a más de 22.000 visitantes.