23 de octubre de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

11 de mayo de 2015
Valoración  53 (3)
La Food Revolution de Jamie Oliver busca apoyo
Que debemos llevar una alimentación rica en frutas, verduras y pescado lo sabemos desde que tenemos uso de razón, aunque no le prestemos demasiada atención. Muchas veces lo escuchamos en la televisión, en la calle o entre nuestros grupos de pertenencia. A muchos de nosotros nos han tratado de trasmitir la importancia de comer sano, de hacer algo de deporte y no consumir demasiados dulces. Nos lo decían nuestros padres y abuelos. Había días que la comida no nos gustaba mucho, otros que tocaba nuestro plato favorito. De comida se habla a diario, en la escuela y fuera de ella. Asumimos que un día de fiesta es un día para comer dulces, grasas e hidratos, sin saber en realidad qué estamos digiriendo. Si es un día cualquiera debemos aceptar el menú que nos preparan en casa y no quejarnos demasiado.

Así vamos creciendo, sin pararnos a ver qué es o de dónde viene lo que nos llevamos a la boca, sólo entendiendo -como por instinto- si nos resulta o no palatable, gustoso. Pero, ¿Qué hay del origen de los productos? ¿Sabemos cómo se elaboran, cuáles son los procesos por los que pasan hasta llegar al plato? ¿Qué productos tienen el sello de denominación de origen en nuestro país? O ¿Qué nutrientes tiene cada alimento?

Jamie Oliver, chef británico y personaje televisivo muy reconocido en su país y fuera de él, ha puesto en marcha una campaña para sensibilizar acerca de este tema. Por desagracia no todas las familias inculcan a sus pequeños la importancia de una buena alimentación, ni transmiten el disfrute de la cocina y sus posibilidades. Frente a los graves problemas alimentarios de sobrepeso y obesidad que existe actualmente, el cocinero propone, a través de una carta, revalorizar esta asignatura e implantarla en todas las escuelas. "Profundamente creo que cada niño tiene el derecho de tener acceso a recibir educación alimentaria desde una temprana edad. Solamente con brindar este conocimiento y entendimiento de dónde proviene la comida, cómo afecta ésta a sus cuerpos, y cómo crecen, cocinan y disfrutan, cuando nos será posible reparar este terrible estado de salud global que hay hoy en día".

Con esta propuesta, el objetivo es introducir la alimentación, la cocina y la gastronomía, como asignatura, pero también como parte de las materias ya existentes, dándole la importancia que merece al acto del comer, algo que hacemos a diario y que en muchos casos se produce como una acción-reacción. "Déjenme mostrarles cual es mi sueño aquí, no tiene ninguna ciencia. Yo simplemente quiero que cada niño plante semillas, sea testigo del crecimiento de la comida, que la cuide, que la coseche, que se divierta cocinándola y lo más importante, que disfrute de comerla y compartirla con otras personas que ellos aman. Esto es absolutamente el corazón de la solución. La educación alimentaria es una completa necesidad para revertir la pobre salud de las futuras generaciones".

Esta es la carta con la que Jamie Oliver espera conseguir el máximo apoyo posible e iniciar la carrera hacia un mundo más sano y consciente de lo que come.

Laura Molina 
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

EVENTOS
10 de octubre de 2017
(9)
Del 15 al 17 de septiembre se celebró en La Rural, Buenos Aires, FIBEGA, la Feria Iberoamericana de Gastronomía, que reunió a los destinos gastronómicos mundiales más relevantes, el II Congreso Iberoamericano de Gastronomía y el Encuentro Iberoamericano de Chefs. Países como Perú, México, Argentina, Uruguay, Brasil, Guatemala o País Vasco mostraron su riqueza y diversidad gastronómica; y representantes de diferentes sectores relacionados con la cocina como los chefs Germán Martitegui, Andoni Luis Aduriz o José del Castillo, ofrecieron showcookings y presentaciones. Un túnel del vino, en el que se ofrecieron catas y degustaciones de los vinos y bebidas más representativas y sorprendentes, y diferentes espacios de degustación y mercado. 3 jornadas de celebración de la cultura gastronómica de Iberoamérica que reunieron a más de 22.000 visitantes.